Comoda / cama de Gustavo iii

Categoría
Muebles, Novedades

Cómoda – Cama de Georg Haupt (Estocolmo 1741- 1784).
Georg Haupt era el hijo de un carpintero de Nuremberg , aprendió ebanistería de Johan Conrado Eckstein en Estocolmo, después del cual, viajó como jornalero a Amsterdam, a París y a Londres.
Haupt aprendió su oficio durante un período en que el rococó francés se había establecido en el diseño de muebles suecos, pero llegó a París en 1764, cuando el estilo neoclásico más tarde conocido bajo el nombre de Luis XVI había empezado a ganar terreno.
fué empleado en el taller de Simon Oeben, el hermano del más conocido Jean-François Oeben. Viajó por trabajo a Londres en 1768, y permanecido allí hasta julio de 1769, cuando su nombramiento como ebanista del rey le incitó a regresar a Estocolmo. Su primera Comisión real iba a ser un escritorio pensado como un regalo para la reina. Después de una cierta presión del rey, el gremio de carpintería de Estocolmo le permitió utilizar la pieza completa para calificarlo como un maestro, a pesar que había artesanos mayores que el esperando su turno. Su reputación aumentó después de realizar un gabinete mineral para el príncipe (una de sus piezas mas represantativas).
El estilo de Haupt se caracterizó por intarsos detallados que combinan diferentes maderas de distinto color y estructura. Claro ejemplo, esta original comoda convertible en cama, realizada con diferentes maderas, destacando su color granate del amaranto, y sus bronces dorados. Esta pieza esta realizada con las mismas maderas que el orignal, colores tan vivos tenía la comoda en su origen, que el paso de los años acaban oscureciendo estos colores naturales de la madera, en este momento la comoda está mucho mas oscura.
Esta cama estaba en los aposentos privados del rey, Gustavo iii de Suecia, situada en el salon junto a su dormitorío, en el palacio de Drottningholm, (residencia actual de la familia Real) donde cada noche esta cama era abierta y dormia en ella un paje o guardia Real. Estos guardias eran gente joven y pertenecian a la nobleza, (no cualquiera podia ser paje de un rey) en los archivos de la guardia Real se conservan escritos donde cuentan verdaderas anecdotas curiosas y graciosas sucedidas en estas guardias.
Por el momento se han realizado dos ejemplares , ambos ya vendidos, uno de ellos pertenece a la familia Real de Suecia.

Precio: a consultar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información en política de cookies ACEPTAR